Sábado, 15 de diciembre de 2018

Escenarios

La Navidad más amarga de Kate Middleton y el príncipe William

La Navidad más amarga de Kate Middleton y el príncipe William

Nadie dijo que el amor perfecto existe, y tampoco es un secreto que antes de que Kate Middleton y el príncipe William formaran uno de los matrimonios más cool y maduros de la corona británica, alejado por supuesto de los escándalos que rodearon al príncipe Carlos, Lady Di, Sarah Ferguson y compañía en su época, los duques de Cambridge fueron un par de jóvenes que durante su noviazgo enfrentaron algunos altibajos que hoy la biógrafa de la realeza Katie Nicholl.

De acuerdo con Nicholl, una colaboradora frecuente de Vanity Fair, la Navidad de 2006 fue la más amarga en la relación de William y Kate. Según el relato, la joven pareja tenía planes de pasar las fiestas juntos, con la familia Middleton, pero el príncipe le informó por teléfono a la hoy madre de sus tres hijos (George, Charlotte y Louis) que no iría, “dejándola en lágrimas”. Considerando que para 2006 los ahora esposos tenían 24 años, el drama fue tan grande que hizo eco en su relación.

Recordemos que hubo una temporada en la que decidieron separarse. Afortunadamente ese break duró muy poco y culminó en un gran compromiso y boda, en 2011.

“En el último momento, William cambió de opinión y decidió que mejor se quedaría con su familia”, relata la biógrafa. “(El príncipe) le dio la noticia a una triste Kate durante una conversación nocturna en el Boxing Day”. Aunque para el príncipe no fue nada serio, para la duquesa fue como “señal de que vendría algo más feo”.

Sí, nadie dijo que el amor fuera algo fácil.