Un perro y un gato aúnan esfuerzos para deshacerse de una enorme rata, que resiste el ‘ataque combinado’ sin problemas.

Mientras el gato se rinde casi de inmediato, el perro no deja de perseguir con insistencia al valiente roedor, que contraataca con saltos y chillidos, lo que, eventualmente, le permite salir airoso del trance.