Un pequeñito can fue captado cuando mostró toda su molestia por no ser alimentado.

El animal, que sería de raza bichón maltés, no deja de coger su plato y arrojarlo contra el suelo ante la atónita mirada de su dueño, quien graba todo su accionar.

El perro repite el acto varias veces al mismo tiempo que pone una ligera expresión de molestia en su rostro. Así lo demuestra la filmación compartida en Facebook que se viralizó rápidamente en la red social.