Un hombre disfrazado con un traje de Superman que caminaba tranquilo por el centro de São Paulo, Brasil, llamó la atención de dos efectivos de la Policía Militar que enseguida lo detuvieron para una revisión de rutina.

Tras el chequeo, los agentes no encontraron nada sospechoso en el ‘superhéroe’, que calzaba botas rojas en armonía con el color de su disfraz.

Como suelen hacer con todos los detenidos, los efectivos policiales ingresaron los datos del Superman en el banco nacional de órdenes de encarcelamiento para culminar la revisión y dejarlo ir.

Para sorpresa de los policiales, Superman tenía una orden arresto desde agosto pasado, emitida por la justicia de Paraná (en el sur del país), por su participación en actividades de tráfico de drogas, recoge R7.

De inmediato, el hombre fue detenido y llevado a un distrito policial. Los agentes tuvieron la consideración de no esposarlo porque, según ellos, “no fue necesario”.

En las redes sociales la Policía de São Paulo publicó la foto del fugitivo con la siguiente inscripción: “La Policía Militar no necesitó de kryptonita para capturar al fugado de la justicia”.