Científicos en San Diego dieron a conocer el pasado jueves a la revista iScience que ya han identificado a las moléculas que provocan la fluorescencia en la piel de algunas especies de tiburón.

De acuerdo con las investigaciones realizadas en San Diego, algunas especies marinas tienen una molécula capaz de absorber la luz azul y transformarla en un destello verde, visible para sus pares en el fondo del océano donde acechan a sus presas; una de estas son los tiburones.

Presuntamente estás moléculas se emplean bajo la función de combatir infecciones microbianas.

“Es muy diferente a todas las otras formas de biofluorescencia marina” como la que se encuentra en medusas y corales, dijo en una entrevista el coautor del estudio David Gruber, profesor en la City University de Nueva York.

“Esta es una pequeña molécula en vez de una proteína, y muestra que en el océano azul, los animales están evolucionando de forma independiente su aptitud para absorber luz azul y transformarla en otros colores”.

Específicamente las especies analizadas que han presentado estas condiciones han sido el pejegato globo y el alitán mallero.