Lo inimaginable puede suceder.

Luego de que el buque carguero MV Golden Ray se hundiera con alrededor de 4 mil autos de la marca Hyundai en septiembre del año pasado, se inició el proceso de levantamiento del mismo.

Para ello, se ha tomado la decisión de cortarlo en 8 partes para poder extraer los vehículos que se encuentran en el mar. Estas acciones se están logrando a partir de la utilización de un herramental especial, el cual consta de un par de plataformas flotantes que incorporan grúas que logran levantar hasta 7 mil 500 toneladas.

La empresa a cargo de la operación es T&T Salvage, la cual tiene una enorme experiencia en maniobras de rescate en el mar.

Hasta el momento, se informó que se ha realizado el primer corte y se espera que en los meses siguientes se realicen los siguientes 7.

Declaraciones de la marca coreana señalan que los 4 mil vehículos -en su mayoría KIA Telluride- que se encuentran al interior del barco quedaron inservibles, aunque se hará un análisis exhaustivo sobre la situación de cada uno para ver si es que se pueden rescatar ciertos elementos.

Fue en septiembre del 2019 que este barco quedó varado en las costas de Georgia, Estados Unidos; luego de que un presunto incendio fuera el causante del accidente de la embarcación. Diversas tormentas y la posterior pandemia por Coronavirus han impedido que se realice este rescate.

Se presume que Hyundai Motor Group podría cobrar un seguro de 149 millones de dólares por la pérdida de estos vehículos.