La historia de Shiro y de su dueña Sheryl Smith se expandió en redes sociales, después llegó a los medios.

Sheryl adoptó a Shiro en 2018, quien tenía tres años, luego de que fue rechazado por muchos y le encontró una labor: ayudarla a ella con los animales que rescata.

En el refugio, Sheryl suele dar cuidado animales vulnerables. Ya rehabilitados les busca un hogar.

Shiro fue diferente. La mujer no logró conseguirle una casa estable por los cuidados que requería por su sordera y su debilidad visual, así que ella convirtió el refugio en el hogar del canino.

“Hasta el día de hoy, cada vez que lo subimos al auto, se pone a llorar, porque cree que lo dejaremos en otro lugar, pues muchas veces pasó por lo mismo: subirse a un auto y que lo devolvieran a un refugio”, afirmó la ahora dueña.

“Justo después de haberlo adoptado, rescaté a una perra embarazada que estaba demasiado enferma para cuidar a sus cachorros, así que Shiro se encargaba de cuidarlos y limpiarlos”, narró Sheryl.

“Lo hace con cada animal que rescato. Se sienta pacientemente con gatos callejeros y les transmite tanto amor que ellos que confían en él antes de confiar en mí”.

Por ello creó la página Sherio’s Shenanigans, donde cuenta historias graciosas o adorables de este can lleno de personalidad.