La estatua fue inaugurada esta semana, cerca de la Catedral Anglicana de Liverpool, según dio a conocer The Liverpool Echo.

La obra hecha con cuchillos es un monumento nacional de inglaterra, en honor a las personas cuyas vidas se vieron afectadas o truncadas por crímenes cometidos con armas blancas.

Fue el artista Alfie Bradley quien realizó la estatua, y tardó más de un año para crear el angel de ocho metros de alto.

El monumento cuenta con varias secciones de acero de alta resistencia que después fue cubierto con una chapa de acero. Antes de ser soldado en la escultura, cada cuchillo fue limpiado y desafilado.