Una operadora en Estados Unidos se ganó la admiración de todos por la amabilidad que mostró hacia la persona que llamó al servicio de emergencias.

Antonia Bundy, quien trabaja para el Departamento de Policía de Lafayette, en Indiana, recibió una llamada de un menor y le preguntó cuál era la emergencia a reportar, que acabó siendo una muy distinta a las que suele recibir.

“¿Tuviste un mal día en la escuela?”, se oye preguntar a la operadora del 911 en el video. “Sí. Llamaba para hablar al respecto”, respondió el pequeño, que al parecer solo buscaba ayuda para resolver un problema en particular.

El niño le contó a la operadora que el problema que tenía era uno relacionado a las fracciones (“¿Cuánto es 3/4 + 1/4?”) y ella lo asesoró paso a paso para que lo resuelva por su cuenta.

Por lo general, las emergencias con las que lidia son mucho peores para ella pero un problema matemático significó un respiro. Afortunadamente, el niño solo tenía una duda por absolver y agradeció a Bundy por la asesoría.

“Lamento haber llamado pero realmente necesitaba ayuda”, recalcó el menor. “Descuida. Siempre estamos aquí para ayudar”, replicó Bundy, cuyo noble acto fue compartido por el Departamento de Policía de Lafayette.