Era 1997. Una mujer vestida de enfermera salió caminando de un hospital ubicado en Ciudad del Cabo, una de las capitales de Sudáfrica, y con ella llevaba en brazos a una niña de tres días de nacida.

Ahora se sabe, gracias a una selfie, que aquella mujer se había robado a la bebé aprovechando que la madre estaba dormida.

Una joven de 17 años llamada Miché Solomon iniciaba su último año de preparatoria en 2015. Sus amigos comenzaron a hacerle bromas sobre una chica nueva que iba tres generaciones abajo y que se parecía muchísimo a ella.

En ese instante, cuenta, no hizo mucho caso al tema. Fue un día que se encontró a Cassidy Nurse en los pasillos que sintió una conexión muy especial con ella.

Sentí como si la conociera. Fue escalofriante. No entendía por qué me sentía así”, declaró a la BBC.

A pesar de la diferencia de edad comenzaron a frecuentarse y a salir. La menor la llamaba “hermana grande”. Incluso cuando les preguntaban si eran familiares contestaban que “a lo mejor en otra vida”.

Un día decidieron tomarse una selfie, la cual mostraron a sus respectivas familias.

Los más sorprendidos fueron los papás de Cassidy. Le pidieron a su hija que le preguntara a su nueva amiga la fecha de su nacimiento, pues sospechan que podía ser la bebé que les robaron.

A los pocos días Miché fue llamada a la oficina del director. Al llegar encontró a dos trabajadores de servicios sociales esperándola. Fueron ellos quienes le contaron la historia de la bebé, nacida el 30 de abril de 1997 y llamada Zephany Nurse en ese entonces, que nunca fue encontrada.

A pesar de que le explicaron que podría ser ella, Miché contestó que no podía ser verdad, ya que según su acta de nacimiento nació en otro hospital.

Le tenía mucha confianza a la señora que me dijo que era mi madre y sentía que nunca me mentiría. Así que acepté hacerme una prueba de ADN pensando que seguramente saldría negativa”.

Pero las pruebas no salieron como esperaba. Los resultados indicaban que ella y Zephany Nurse eran la misma persona, la niña robada del hospital Groote Schuur. Estaba confirmado, Miché era la hermana mayor de Cassidy.

Por ser menor de edad en ese entonces no podía regresar a casa de sus supuestos padres. Además, sintió peor cuando se enteró que a Lavona Solomon la arrestaron y no pudo hablar con ella.

“Eso me quebró. Necesitaba preguntarle el porqué”.

A pesar de que el caso sucedió hace algunos años e incluso le dieron 10 años de prisión a Lavona por secuestro, el caso recién se hizo viral.