Las propuestas de matrimonio en espacios públicos y frente a decenas de personas, se han convertido en una de las cosas más populares de Internet… al menos en occidente.

Pero un joven en la ciudad de Arak en Irán, quiso unirse a la tendencia y sorprender a su novia proponiéndole matrimonio en medio de un centro comercial con un corazón hecho de pétalos de rosa sobre el piso.

El romántico hombre pide matrimonio y ella responde sí en medio del alboroto de la gente que los observaba con alegría, pero ahí no terminó la historia.

Ante lo sucedido, la policía local se acercó para detener a la pareja acusándola de causar disturbios y por cometer “un acto degenerado de la cultura occidental que ponía en peligro la moral pública“.

Afortunadamente, los ahora prometidos pudieron recuperar su libertad luego de pagar una fianza.

Por su parte, la gente en redes sociales no se cansó de decir que se trató de una medida exagerada y en contra de la libertad y las expresiones de amor.