Una pareja de recién casados sorprendieron a familiares de pacientes internados en el Hospital Infantil de Tamaulipas en Ciudad Victoria. Y es que decidieron compartir el banquete de su boda con quienes pasan noches frias y muchas veces sin recursos para alimentarse, mientras esperan noticias de sus pacientes.

Lorena y Alejandro contrajeron nupcias tras tres años de noviazgo, pero decidieron cerrar uno de los días más importantes de su vida haciendo una labor altruista.

Al ser cuestionados las razones por las cuales tomaron la decisión, señalaron que el mensaje de una tía los motivó a realizar dicha acción, ya que les hizo ver la importancia de que el dar también representa una forma de agradecer, lo que los novios llevaron a la práctica, pues consideran haber recibido abundancia en sus vidas y quisieron que otros más también la recibieran.

Los novios entregaron los platillos a las personas, que incluyó también a personal del Hospital Infantil.