El Bayer Leverkusen recibió ayuda para ganar de las condiciones meteorológicas, cuando la acomulación de nieve en el césped evitó gol de Hannover 96.

En el minuto 32′ la ventaja de Leverkusen -que ganaba con ventaja de dos goles a cero- estuvo amenazada cuando el mediocentro del Hannover, Genki Haraguchi, logró superar al arquero y remató hacia la meta, pero la nieve freno balón.

Ante esto el árbitro paró el partido para limpiar el terreno, el Hannover logró empatar el partido en el segundo tiempo sin embargo el equipo visitante logró su tercer gol.