Medios locales difundieron el caso de mujer de 30 años que sufrió la fractura de tres costillas, pues su padecimiento hace que sus huesos tengan la edad de una persona de 60 años.

La página de Wenxuecity señaló que la mujer se rompió los huesos después de toser en serie sin darse cuenta, pero fue al hospital porque el dolor en su pecho era tanto que no la dejaba dormir.

El médico le preguntó por sus hábitos y quedó perplejo cuando supo que ella era tan adicta al café que tomaba diez tazas de café al día.

Ordenó el doctor un análisis para comprobar la densidad ósea de la joven y encontró que tenía tres costillas rotas y osteoporosis precoz, lo que hace que la edad de sus huesos sea del doble: es decir, de una persona de 60 años.