Fonda Smith Davis, originaria de Lee’s Summit en Misuri, menciona que ganó la lotería tras haber ido con su hijo a una cafetería a desayunar, donde le ofrecierón galletas de la suerte.

Aunque la mujer dice no creer en las galletas pero que está la inspiró para que jugara.

También dice no jugar a la lotería pero que gracias a que la galleta de la fortuna decía “apuesta y ganaras mucho” decidió probar suerte.

Smith menciona que investigó en Internet el sitio web de la lotería y probó en cuatro partidas, y una de ellas le otorgó el premio de 50 mil dólares.