Una ciudadana de Colombia asegura que vive locamente enamorada del muñeco diabólico Chucky hace más de 15 años.

Se trata de Patricia Venturoli, quien se se refiere a Chucky como su “bello galán”, por lo que colecciona la mayor cantidad de figuras sobre este personaje y otros que tengan relación con él.

Dentro de su vivienda, en Colombia, tiene al menos 35 muñecos de Chucky, así como a su novia de la película en cinco réplicas de tamaño real. Ha llegado al punto de mandarle a confeccionar accesorios especialmente para el muñeco.

De la totalida de muñecos con los que cuenta, uno resalta sobre todos los demás y es con el que comparte gran parte de sus días. Este es una réplica hecha por los mismos creadores de la película.