Summer Dube, de 24 años, y Nathan Lunn, de 25, se fueron de vacaciones al parque temático de Disney World, en Florida, con un as bajo la manga.

Era julio de 2018 cuando, de pie frente al icónico Castillo de la Cenicienta en el Reino Mágico, la pareja pidió que terceras personas que inmortalizaran la escena y Nathan se arrodilló y le propuso matrimonio a Summer.

Summer rompió a llorar e inmediatamente dijo “Sí”, pero las emociones todavía no habían acabado.

La joven se recompuso y sacó de su riñonera una camiseta en la que se podía leer: “próximamente”, revelando a Nathan que estaba embarazada.

La noticia pilló por sorpresa al joven, que se quedó de rodillas antes de reaccionar y fundirse en un abrazo con su prometida.