¿Tú eres de los que odia iPhone? Quizá esto te hará replantear tu pensamiento.

Aunque muchos aseguran que son sumamente frágiles y que una leve caída basta para que dejen de funcionar, Ernesto Galiotto probó, sin querer, que sí son resistentes, y MUCHO más de lo que se pensaba.

El hombre sobrevolaba la región de los Lagos de Río de Janeiro en un pequeño avión cuando en un descuido tiró su iPhone 6S por la ventanilla mientras grababa un video.

Increíblemente el celular siguió funcionando tras la caída lo que permitió que lo pudieran rastrear por GPS.

Al día siguiente el celular fue encontrado en la arena de una playa, a 200 metros del agua, increíblemente solo se dañó la pantalla.

“Tenía fe en que me iba a recuperarlo. Pensé: ‘Si no cae al agua, lo encontraremos’. Por pocos metros, podría haber golpeado a una persona, y teniendo en cuenta la altura a la que estaba volando, 300 metros, habría sido una tragedia, ¿sabes? Pero no hubo tragedia, hubo muchas emociones”, dijo Galiotto.

Hasta el momento el video suma casi 160 mil reproducciones.

Mira aquí el video: