El incidente fue registrado cerca del Parque Nacional de Yala, en Sri Lanka, Kataragama. Fue el hombre quien, en aparente estado de ebriedad se acercó al animal y llamó su atención.

El animal al sentirse atacado por las acciones del sujeto, fue en contra del sujeto y el hombre no intentó retroceder. Después el elefante terminó por derribarlo y aplastarlo.

El hombre sufrió heridas graves y fue trasladado al hospital más cercano, sin embargo, murió momentos después en un hospital cercano.

Las autoridades forestales dijeron que provocar a los animales salvajes es un delito; no obstante, se comprometieron a cubrir los gastos funerarios del difunto.

El tráfico momento fue captado por uno de los testigos. Se recomienda discreción.