Patrick Eldridge estacionó su automóvil en su cocina para protegerlo del huracán Dorian porque no quería que se “vuele” y para demostrar que puede estacionar su automóvil allí.

Jessica Eldridge dijo que su auto ya estaba estacionado en el garaje. Para evitar limpiar su garaje, su esposo propuso estacionarlo en la casa.

“Dije que no podía hacerlo. Dijo que podía”, dijo Jessica. “Así que abrió las puertas dobles y lo hizo entrar. Me sorprendió que pudiera encajar. Lo tuvo sin problemas”.

Dorian afectó la costa de Florida el miércoles, mientras se dirige hacia el norte a lo largo de las costas de Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte.