Jayne acudió solamente a hacer tratamiento facial con Erika, sin embargo esta visita logró salvarle la vida.

De acuerdo con información de The Daily Mail, Jayne notó con anterioridad que su lunar con los días llegaba a tornarse más oscuro, pero ignoró esta señal. Al seguir la recomendación de Erika está acudió al médico quien detectó el melanoma (tipo de cáncer en tejidos), el cual lograron operar prontamente.

Por otra parte Hodgkiss aprendió a detectar señales de cáncer en la piel en cursos especiales para cosmetólogos, peluqueros, masajistas, dentistas y otros especialistas.

Así ésta cosmetóloga ya logró identificar algunos otros lunares sospechosos en 3 mujeres.