Una mujer de Michigan, Estados Unidos, sufrió graves quemaduras en el cuello luego de que el cargador de su teléfono condujera corriente eléctrica a través de su cadena.

Las quemaduras de segundo grado en el cuello de la joven de 19 años se produjeron mientras estaba recostada en la cama con el cargador debajo de la almohada y conectado al tomacorriente.

De acuerdo con lo relatado por la joven, todo ocurrió de pronto. Estaba acostada en la cama y sintió una sensación de picor alrededor del cuello que rápidamente se convirtió en un dolor insoportable.

Muy asustada acudió al hospital y ahí le explicaron que el accidente se debía a que muy seguramente la corriente eléctrica había entrado en contacto con el metal de su cadena, produciendo una descarga que le dejaría marcas en el cuello.

Este caso se hizo viral luego de que la revista científica Annals of Emergency Medicine lo diera a conocer con el fin de prevenir a los jóvenes acerca del uso de cargadores genéricos para iPhone, los cuales son capaces de provocar electrocuciones y quemaduras como las de esta adolescente.

Por otro lado, se recomienda no cargar estos artefactos por la noche, muestras se está dormido, pues es sumamente peligroso y podría ocurrir.

Muchos niños y adolescentes tienen acceso a dispositivos electrónicos portátiles. Aunque no siempre es así, estos dispositivos a menudo se cargan por la noche, especialmente mientras se usan en la cama. Esto es sumamente peligroso.