Hace unos días la Profeco detectó ingredientes en algunas sopas instantáneas que ponen en riesgo la salud de los consumidores.

El estudio de la Procuraduría del Consumidor contempló aspectos como el valor nutritivo real de las sopas instantáneas así como el peligro que sus componentes representan para la salud, pues la publicidad es engañosa, aseguró.

El titular de la Profeco, Ricardo Sheffield Padilla informó que se retiraron 12 productos de nueve marcas por distintas razones, como aquellas que dicen tener queso y pollo sin que estos ingredientes formen parte de la preparación o un error con el contenido calórico de cada porción.

¿De qué está hecha la sopa Maruchan y por qué hace daño a la salud?

Maruchan, la marca pionera de las sopas instantáneas en México por las que muchos comensales estuvieron en alerta por su posible salida del mercado, solo dejará de vender su presentación de Maruchan Ramen.

Tanto la marca Maruchan como el resto de las sopas instantáneas presentan un alto contenido de sodio y grandes niveles de calorías contra un bajo aporte nutricional.

Maruchan maneja distintos tipos de sabores entre camarón, carne y pollo. Los ingredientes que mantiene en cada presentación son:

Harina de trigo.
Maltodextrina (un tipo de azúcar).
Minerales y vitaminas (ácido fólico, niacina, hierro reducido, mononitrado de tiamina y riboflavina).
Glumato monosódico (un tipo de sal).
Sal.
Aceite vegetal.
Vegetales deshidratados (chicharos, zanahoria, maíz, tallo de apio, ajo y cebolla).
Azúcar, maíz y proteína de soya hidrolizada.
Grasa de pollo.
Especias y levadura.
Carbonato de potasio (otro tipo de sal).
Fosfato de sodio (otro tipo de sal).
Dióxido de silicio (agente antiendurecedor).
Guanilato disódico e inosinato disódico (tipos de sal).
Lactosa y lecitina de soya.
En primera instancia destaca el uso de muchas variedades de sal, las cuales en exceso es causante de retener líquido que acelera el aumento de peso y provoca enfermedades tales como padecer hipertensión y propiciar la aparición de un posible cancerígeno o insuficiencia renal.

El uso del dióxido de silicio puede causar irritación en los pulmones y en la membrana mucosa. Además el carbonato de potasio que es usado como saborizante de la sopa instantánea se usa en la producción de vidrio y detergentes.