Edgar Machic, un niño inmigrante de 8 años que ayudaba a su padre a vender flores en las calles de Los Ángeles, recibió sorpresivamente un cheque de más de 40 mil dólares, alrededor de 800 mil pesos mexicanos.

Llegó hace dos años procedente de Guatemala, junto a su padre, tras la muerte de su madre. En julio, una mujer llamada Wendy Rodríguez descubrió al niño cuando se le acercó a venderle flores en una banqueta del barrio de Boyle Heights.

Muy conmovida, tuvo la idea de crear una página GoFundMe para ayudarles.

Padre e hijo fueron acompañados a un banco del centro de Los Ángeles por la propia Rodríguez para la entrega del cheque, como fue reportado por el canal ABC7.

“Estoy muy feliz porque sé que él lo recordará para siempre, y si puedo hacer algo así por alguien, mi misión en la vida está completa”, dijo Rodríguez, quien es salvadoreña, en entrevista con el canal.

El abogado de inmigración Alex Gálvez está tratando de ayudar a que las dos hermanas del niño que están en Guatemala puedan llegar también a Estados Unidos y dijo que el caso ofrece buenas posibilidades.

El padre agradeció a dios por poner en su camino a esta mujer salvadoreña, quien ahora es “una gran amiga” para ellos, pues aunque no viven cerca, ese día el destino los encontró y ella decidió hacer algo por ayudarles.