El viajero se sorprendió al ver lo que parecía ser otro avión atrapado en un arco iris de círculo completo mientras disfrutaba del paisaje a 30,000 pies sobre el suelo.

La sorprendente escena, tiene explicación, según expertos fue efecto de la sombra del mismo avión, que cae sobre un halo circular.

Se trata de un fenómeno óptico conocido como “gloria”, que se forma cuando la luz solar se cruza con un punto que interrumpe su dirección en este caso, la aeronave y se refleja en diminutas gotas de agua de tamaño uniforme.

El vuelo CZ3115, operado por China Southern Airlines, estaba en ruta desde Guangzhou a Beijing, el domingo cuando se observó la vista.