El aparente descuido de una madre de familia terminó en desgracia hace unos días en Houston en el estado de Texas, Estados Unidos. Resulta que olvidó a su hija de un año dentro de su automóvil a pleno rayo del Sol y a consecuencia murió, de acuerdo con medios locales.

El alguacil del condado de Harris, Ed González, explicó que la mujer sus hijos de 5, 3 y 1 años a la guardería; sin embargo, sólo entregó a los mayores, posteriormente regreso a su casa y continuó con sus actividades normales; incluso cambió de vehículo en algún punto del día, según la ABC News.

Para ella todo iba bien hasta que regresó a la institución para recoger a los menores, pero sólo le entregaron a dos. El personal le aseguró que no tenían el registro de la más pequeña, lo que desató su angustia. Tras comenzar con las labores de búsqueda, no fue hasta que revisaron el de los asientos traseros del auto cuando vieron el cuerpo de la pequeña.

Las autoridades ya investigan el caso

Las autoridades se pusieron a investigar el caso de inmediato. Se informó que la menor estuvo encerrada en el coche a una temperatura aproximada de 90 grados y desde las 08:30 hasta las 18:00 horas. El bebé fue declarado muerto en el lugar.

Una víctima más de las olas de calor en Estados Unidos
Este deceso de la menor representa la vigésima muerte por las olas de calor con niños dentro de un automóvil, según la ONG Kids and Cars. De acuerdo con el sitio, Texas ocupa el primer lugar en Estados Unidos en muertes de menores de esta forma; van 145 desde 1991.