La aplicación de mensajería instantánea WhatsApp es utilizada en todo el mundo para comunicarse diariamente, ya sea por temas familiares, de trabajo o simplemente entretenimiento. Esta app se ha posicionado como una de las más descargadas gracias a que se ofrece de forma gratuita.

Sin embargo, en meses pasados está aplicación se ha visto envuelta en una serie de polémicas derivadas de cambios en sus políticas y condiciones de uso, que no cayó bien a los usuarios. Este asunto fue tan fuerte, que incluso la compañía se vio forzada a desistir, dejando tal cual sus condiciones.

Aunque se creía que este episodio había cerrado completamente, al parecer la aplicación tendría otros planes en mente, derivados de los problemas generados por el primer cambio de políticas de uso de WhatsApp. La app de mensajería instantánea se verá forzada a realizar nuevos ajustes.

¿Qué paso con WhatsApp?

La aplicación de mensajería instantánea, WhatsApp, dio a conocer a principios de año que realizaría algunos cambios en sus políticas de privacidad, dicha noticia causó revuelo y confusión entre los usuarios al no saber realmente lo que iba a pasar con sus datos y cuenta.

Meses después, en mayo de 2021 la compañía tomó la decisión de declinar el proceso, dejando a consideración de los usuarios el aceptar, o no, los nuevos términos (sin que su servicio o cuenta se vieran afectados), continuando con el funcionamiento “normal” de la aplicación.

WhatsApp deberá cambiar sus políticas de uso

La entidad reguladora de datos en Irlanda (DPC), en meses pasados, abrió una carpeta de investigación para determinar si las nuevas condiciones de uso que WhatsApp proponía cumplían con el Reglamento de Protección de datos. Tras concluir dicha investigación, la entidad determinó que existían diversas violaciones.

Por tal motivo, WhatsApp recibió una multa con 225 millones de euros, cifra que representa la segunda sanción más grande en materia de manejo y protección de datos. Además de la sanción, la aplicación deberá modificar nuevamente sus políticas de uso para ajustarse a la normativa europea.

¿Qué cambiará en WhatsApp?

Aunque por ahora se desconocen los detalles de estos cambios, se sabe gracias a información de la BBC, que los ajustes que tendrá la app estarán diseñados para “agregar detalles adicionales sobre las prácticas existentes” y solo aparecerán en la versión europea de la política de privacidad, que ya es diferente de la versión que se aplica en el resto del mundo.

No hay cambios en nuestros procesos o acuerdos contractuales con los usuarios, y los usuarios no estarán obligados a aceptar nada ni a tomar ninguna acción para seguir usando WhatsApp.

La compañía también enfatizó que su servicio continuará operando con normalidad, bajo las estrictas medidas de seguridad que implementan, como lo es el cifrado de extremo a extremo, que en otras palabras significa que los mensajes solo pueden ser leídos por el remitente y el destinatario.

Para México, y el resto de los países las condiciones de uso y políticas seguirán siendo las mismas, es decir, no sufrirán ningún tipo de modificación, por ahora.