Un nuevo software de Pegasus podría estar espiando a los dueños de dispositivos de Apple y para frenarlo, la empresa lanzó una actualización urgente de seguridad.

De acuerdo con un informe del laboratorio Citizen Lab de la Universidad de Toronto, la empresa israelí NSO Group que creó el software de espionaje Pegasus, ha estado infectando iPhones y dispositivos de Apple desde el mes de febrero.

¿Cómo funciona el nuevo software de Pegasus?

El nuevo programa espía de Pegasus se instala a través del programa de mensajería instantánea iMessage, se infiltra en los dispositivos sin la necesidad de que el usuario haga alguna operación y afecta a todas las versiones de los sistemas operativos de la compañía estadounidense.

El spyware afecta a los sistemas operativos iOS (móviles), MacOS (computadoras) y WatchOS (relojes). Ante ello, este lunes Apple lanzó una actualización urgente para evitar que los dispositivos sean vulnerables al spyware.

Citizen Lab descubrió el nuevo software espía en el iPhone de un activista saudí que había sido infectado. Una vez que el autor del espionaje entra en los dispositivos pueden tener acceso a toda la información que hay en él.

Desde tener acceso a los mensajes de texto, correos electrónicos, llamadas, a la cámara, el micrófono, las fotografías y la ubicación, el spyware puede acceder sin que la víctima siquiera sospeche de eso.

¿Cómo evitar ser infectado con el nuevo software de Pegasus?
Con la nueva actualización de Apple, el spyware puede evitarse. ¿Cómo conseguirla? Para actualizar el sistema operativo en un iPhone, Mac o Apple Watch se debe ir a la Configuración, ir a General, después en Actualización del programa una vez dentro hay que descargar la versión iOS 14.8.

NSO Group es una empresa israelí de ciberseguridad cuyo software espía Pegasus ha sido utilizado por gobiernos y organizaciones en todo el mundo para espiar de manera ilegal teléfonos y otros dispositivos.

Entre 2016 y junio de 2021, el spyware infectó al menos a 180 periodistas de 20 países, y en México se estima que unas 15 mil personas fueron vulneradas en sus dispositivos, entre ellos periodistas como Carmen Aristegui, Jenaro Villamil y Marcela Turati.