La batalla interna de Samsung por lanzar un teléfono plegable aún persiste. De acuerdo con Bloomberg, en medio del fallido lanzamiento del Galaxy Fold, que al presentar problemas en la dinámica de su pantalla obligó a retrasar su salida al mercado, ahora el fabricante surcoreano trabaja en secreto en un nuevo dispositivo plegable más accesible para los bolsillos, más delgado y más pequeño: se doblará en un cuadrado.

A diferencia del Fold, que cuenta con un pantalla desplegada de 7.3 pulgadas, la nueva terminal de Samsung tendría una pantalla de 6.7 pulgadas que, cuando se pliega, se reduce a un cuadrado. Su nueva forma, al parecer, será una especie de cartera. Contará con una cámara para selfies y dos cámaras principales. Su diseño, está a cargo de Thom Browne “tratando de atraer a una gama más amplia de consumidores que incluye a aquellos más interesados ​​en la moda, el estado y el lujo que las especificaciones técnicas de un dispositivo“, dice Bloomberg.

Samsung también estaría probando el uso de una Ultra Thin Glass (UTG), un tipo de cristal ultrafino, para lograr que la pantalla reduzca su grosor al 3%. Sin embargo, explican que el futuro de este teléfono dependerá de qué tan bien funcione el Fold (ya rediseñado con una nueva película protectora) en su lanzamiento, que será en breve.

Se espera que el nuevo terminal de Samsung esté listo para algún momento del 2020.