Regalar tecnología a un niño o niña por Navidad es algo en lo que piensan muchos padres en estas fechas. Con las precauciones lógicas de que no todo lo que se vende como tecnológico les hace apasionarse por la tecnología y la ciencia, os proponemos 33 regalos y juguetes de ciencia y tecnología para niños con los que ayudarles a desarrollar la creatividad, la lógica y la capacidad y habilidad para resolver problemas.

Los mejores robots para niños
Saber programar va a ser esencial en el futuro más cercano. Y aprender a aprender, una de las competencias más importantes para adaptarse a un futuro donde probablemente no se tenga la misma ocupación toda la vida. Empezar desde pequeño es más fácil y divertido con ayuda de la robótica, juguetes y todo un ecosistema maker a nuestro alcance.

Con corazón Arduino, el robot Mbot de MakeBlock admite ampliar con componentes y sensores sus posibilidades de forma casi infinita. Es seguro y fácil de montar. El reto está en la programación de los diferentes sensores y módulos con lenguaje basado en bloques. A partir de 0 años ya podemos empezar con los módulos más sencillos. Cuesta 89 euros.

Mbot

De los numerosos kits de Littlebits, el dedicado a los gadgets nos parece el más interesante. Viene con 15 bloques electrónicos, manual de instrucciones y todo lo necesario para realizar gadgets y productos por ellos mismos. Es uno de los kits más caros pero completos: 211 euros.

Gizmos And Gadgets

Imagina que tocando un plátano, un niño/a pueda hacer sonar una nota musical concreta. Esa interacción entre programación por bloques con Scratch y el mundo físico es lo que propone la placa Makey Makey. Es segura, cuenta con sistema de pinzas para facilitar la conexión y literamente cualquier objeto físico podemos usarlo como mando de un juego que ellos mismo creen en Scratch. Cuesta 55 euros en Robótica y viene con numerosos recursos, aunque lo mejor está online y en su amplia comunidad.

Makey Makey

Cuando los más pequeños se quedan fascinados por los bloques de construcción de Lego, les apasiona ese mundo pero quieren más, es hora de pasar a la acción y programar sus propios elementos, robots, vehículos e instalaciones. Con Lego Boost, de lo último en llegar de Lego, tienen más 840 elementos LEGO para ampliar nuestra colección y por supuesto un concentrador Move Hub, un motor interacivo y sensores de color y distancia. Cuesta 139 euros y es adecuado para niños a partir de 7 años.

Lego Boost

Uno de los fabricantes de impresoras 3D más destacados del mundo y responsable de una sección educativa muy activa, con contenidos y materiales, BQ, ofrece en su catálogo una impresora adecuada para que la manejen y aprendan a usar los niños y niñas. La BQ Witbox Go es muy compacta, segura (viene ya montada y sin partes externas) y con la gran novedad de funcionar bajo Android, por lo que podemos controlarla y enviar piezas para imprimir incluso desde un smartphone. Cuesta 699 euros.

BQ Witbox Go

La bola Sphero SPRK+ es un juguete electrónico con el que los más pequeños de la cada pueden divertirse usándola a modo de vehículo teledirigido por medio de un smartphone, pero dobla utilidad siendo un elemento para aprender sobre programación y robótica usando aplicaciones de bloques. Esta versión también es la más indicada para niños por su resistencia a los golpes y la posibilidad de usarla en el agua. Su precio es de 149 euros.

Sphero

Dash&Dot son dos simpáticos robots programables que nos parecieron los más completos del mercado en la actualidad gracias a sus múltiples posibilidades, accesorios y sobre todo, sus aplicaciones, que van desde la básica para controlar su movimiento y apariencia, hasta programar de forma compleja tras un paso intermedio por misiones donde los más pequeños van introduciéndose en la programación visual. Para empezar recomendamos comprar solo a Dash, que sale por 150 euros.

Dash programacion niños

Con el apoyo en la parte educativa de la editorial Edelvives, el robot NEXT es un simpático juguete que en su versión 2.0 pueden usar niños a partir de 5 años, y con el que aprenden programación de manera visual y práctica. Con un tapete que hace las veces de base, este robot ejecuta las instrucciones (movimiento, sonidos …) que se le indican gracias a una aplicación para tablet y smartphone. No es precisamente barato: 165 euros.

Next20