La marca china de smartphones que fue fundada hace dos años, esta en proceso de abrir en Colombia, por lo que está atrayendo a jóvenes para vender sus equipos económicos y bien equipados.

Por el momento estos aparatos se venden en plataformas que se dedican al comercio electrónico.

Realme tiene sede en Shenzen, y espera abrir sus propias tiendas y contratar alrededor de 200 empleados en Latinoamérica, informó el gerente de ventas de la compañía en Colombia.

“Estamos aprovechando la experiencia que tenemos en otros mercados emergentes, donde hemos tenido mucho éxito, y llevándola a América Latina”, indicó en entrevista.