La NASA lanzó recientemente un módulo de instrumentación electrónica desarrollado por especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), con la misión de validar la tecnología que se pondrá en órbita y que permitirá contribuir al estudio y caracterización de la ionósfera, según un comunicado.

De acuerdo con Rafael Prieto Meléndez, técnico académico del Instituto de Ciencias Aplicadas y Tecnología (ICAT) de la UNAM, este tipo de instrumentos pueden formar parte de nanosatélites tipo CubeSat, ya que contienen instrumentación básica y algunos sensores de temperatura, presión y humedad, así como un GPS que ayuda a tomar datos que se registran el vuelo.

Prieto Meléndez destaca:

“Queremos tomar mediciones que ayuden a caracterizar el plasma que forma a la ionósfera y ver cómo le afectan diversos factores externos, como el clima espacial y la actividad solar, y cómo se relaciona con diversos fenómenos que ocurren en la Tierra. Pretendemos conocer las perturbaciones que tiene la ionósfera”.

El nombre del módulo es EMIDSS-1 (Experimental Module for Iterative Design for Satellite Subsystems, versión 1) y es el resultado de la colaboración entre el ICAT y CDA. Este globo fue lanzado desde la base CSBF que se encuentra en Fort Sumner, Nuevo México, Estados Unidos, en septiembre pasado.

El módulo alcanzó una altura de 38.5 kilómetros y llevaba una góndola con tres experimentos científicos de dos universidades estadounidenses y una mexicana.

El objetivo inmediato de la misión, según el profesor Prieto Meléndez es “es caracterizar y validar los sistemas que desarrollamos, y cuando estén listos, el siguiente paso es poner la instrumentación en un satélite y lanzarlo a la ionósfera”.