La realidad virtual (VR) no solo es una herramienta que sirve para educar, incursionar en la moda o hasta para jugar carreras y sentirse un corredor profesional, esta tecnología también ayuda a combatir el dolor de pacientes en un hospital y por tan solo unos momentos transportarlos a otra dimensión.

Una investigación realizada por Lenovo reveló que el 84% de las personas creen que la tecnología puede ayudar a resolver problemas globales como el cuidado de la salud.

Y es que la VR se está empezando a utilizar en algunos hospitales en lugar de la anestesia general para aliviar el dolor en pacientes jóvenes.

La fundación Starlight Children’s, está utilizando el visor VR Mirage Solo de Lenovo en su programa Realidad Virtual de Starlight, permitiéndole a los pediatras del Children’s Hospital Colorado y de cientos de hospitales y centros de atención médica asociados con Starlight en Estados Unidos utilizar los visores como una herramienta de tratamiento para pacientes jóvenes con enfermedades graves.

La finalidad de esta tecnología es reducir la ansiedad durante procedimientos dolorosos, siendo la realidad virtual una distracción que los tranquiliza, varios pacientes han podido someterse a estos procedimientos mientras estaban despiertos, lo que permitió acortar los largos períodos de recuperación y reducir la necesidad de medicación.

Starlight Virtual Reality es un programa de tecnología que brinda felicidad a niños y familias gravemente enfermos a través de una variedad de más de 20 juegos, aplicaciones y otras experiencias precargadas.

El estudio global realizado entre 15,000 encuestados mostró que las personas reconocen las formas en que la tecnología no sólo transforma la vida diaria, sino que también impacta en diferentes industrias como el cuidado de la salud.

Dilip Bhatia, vicepresidente de experiencia del usuario y cliente de Lenovo, comentó en un comunicado: “Creemos que esta responsabilidad recae en los proveedores globales de tecnología para desarrollar soluciones de forma colectiva que resuelvan los grandes temas de la sociedad, como por ejemplo el sector de la salud”.

Por su parte Adam Garone, CEO de Starlight Children’s Foundation, aseguró que creen que los niños felices sanan más rápido y este programa reafirma su creencia en el poder transformador de la tecnología para afectar positivamente la experiencia de un niño en el hospital.

¿Cómo funciona esta tecnología para tolerar el dolor?

De acuerdo con testimonios de niños que están utilizando esta tecnología, sí reduce el dolor, en el caso de Kyla, paciente de la fundación Starlight, los lentes son suplantados por una anestesia general con la finalidad de tolerar su endoscopia, pues ella sufre de una enfermedad digestiva autoinmune, diagnosticada durante su primer año de vida.

“Me ponen los lentes y hay un pequeño tubo que baja por el esófago, lo hacen muy rápido, mi última endoscopia fue como en tres minutos”, contó Kyla en un video.

Joe Albietz, doctor del hospital para niños en Colorado, asegura que es un impacto muy grande en la vida de los niños que utilizan la VR, pues entre una persona se adentre más en la experiencia virtual, el cerebro no percibe las señales de dolor.

Si bien, Lenovo no es la única en utilizar la realidad virtual para ayudar a los pacientes a amenizar el dolor, pues la Fundación Jiménez Díaz, situado en el distrito de Moncloa de la ciudad de Madrid, también está apostando por las nuevas tecnologías.

Esta iniciativa es impulsada por el Plan de Humanización de la Asistencia Sanitaria del grupo Quirónsalud.

Los lentes de realidad virtual se han implementado para los pacientes pediátricos, oncohematológicos, neumológicos y en la unidad de cuidados paliativos, aunque en el futuro podrán extenderse a más servicios.

A través de ellos, los pacientes tienen a su disposición diferentes aplicaciones o juegos según sus preferencias y edad, con las que podrán visitar países lejanos, viajar por el fondo marino e incluso meditar.

IDC pronosticó que el gasto mundial en tecnologías de realidad virtual y realidad aumentada se incrementarían en 2019 68.8%, lo que situó la cifra de este negocio en 20,000 millones de dólares frente a los 12,100 millones que se ingresaron en 2018.