Según la actualización de la compañía en su página, las personas que sigan utilizando dispositivos con BlackBerry 7.1 OS o anterior, dejarán de tener acceso a las funciones básicas como el wifi, las llamadas, mensajes normales y llamadas de emergencia.

Al mismo tiempo, las aplicaciones como BlackBerry Link, BlackBerry Desktop Manager, BlackBerry World, BlackBerry Protect, BlackBerry Messenger y BlackBerry Blend dejarán de funcionar y se limitarán sus funciones.

La web de BlackBerry ofrece recomendaciones para migrar los datos a nuevos dispositivos, aunque el proceso depende de cada modelo, en especial si se trata del BlackBerry 7.1 OS, BlackBerry PlayBook OS 2.1 o BlackBerry 10.

Esto se debe a que la compañía intentó competir con iOS y Android por sí sola. Sus últimos movimientos fueron indecisos ya que primero lanzó la BlackBerry Z10 con un sistema operativo moderno y BlackBerry 10 que tenía un interfaz táctil demasiado complicada

Después de estos fracasos, acabó por tirar la toalla y legalizó su marca TCL, a la que no parece haberle ido bien porque en agosto de 2020 dejó de vender dispositivos, incluso después de tener su propio WhatsApp con BlackBerry Messenger.