Aunque los cuidemos con protectores, fundas y otros accesorios, parece que nuestros smartphones están destinados a ser víctimas de rayones y golpes, pues son quizá uno de los objetos que mayor uso diario reciben en el planeta.

Guardar el teléfono en el mismo bolsillo o bolso con llaves u otros objetos metálicos, así como una caída accidental o incluso algún momento de estrés en el que no se le ponga atención al teléfono puede ocasionar rayones o hendiduras en las pantallas.

Cuando sucede, una de las preguntas que viene rápidamente a la mente es ¿Cuál es la mejor y más rápida forma de repararlo?

Aunque algunas empresas de tecnología ofrecen aseguramiento contra este tipo de golpes, muchas veces un servicio autorizado está fuera de la cuestión por razones económicas o de conveniencia.

Por eso, en este artículo enlistamos algunos métodos ‘hazlo tu mismo‘ para reparar arañazos y hendiduras superficiales en la pantalla de un smartphone.

Antes de intentar cualquiera de estos métodos, asegúrate de apagar el celular, remover la batería (de ser posible) y sellar los puertos de conexión para prevenir daños por filtración de líquidos.

Estos métodos son únicamente viables para daños menores en una pantalla. Si hay grietas o rayones profundos, se requerirá un cambio de pantalla por profesionales o, si tienes paciencia, por tí mismo.

1. Pasta de dientes
Nada más común que ir al baño cuando algo no está bien. Ahora, podrás hacer lo mismo para los rayones pequeños en la pantalla de tu teléfono. Así funciona este método:

Coloca un poco de pasta de dientes en la punta de un cotonete o en un paño limpio y suave.
Frota el cotonete o el paño de forma suave y en movimiento circular contra el área con el rayón que deseas reparar.
Después de esto, limpia la pantalla con un paño un poco húmedo para remover el exceso de pasta de dientes.
Las pastas de dientes que no tienen base de gel contienen pequeñas partículas que pulen los dientes, y harán lo mismo con el cristal templado de las pantallas de los teléfonos inteligentes.

2. Lijas o amoladoras de taladros
Frotar rayones en una pantalla de teléfono con una lija o una amoladora de taladro es una solución drástica y no recomendable. Sin embargo, este método puede ayudar a suevizar hendiduras indeseadas en la parte trasera de un teléfono metálico o plástico.

Se recomienda utilizar un papel para lijar del más bajo calibre y con el contenido menos abrasivo posible. Mientras frotas los rayones del teléfono, debes revisar minuciosamente no estar haciendo daños a la pantalla.

3. Bicarbonato de sodio

El producto favorito para resolver cualquier cosa* está de vuelta: el bicarbonato de sodio funciona también como un buen quita-rayones. Sin embargo, hay que ser cuidadosos, debido a que este método requiere mezclar el bicarbonato con agua y este líquido, aunque “es vida”, puede dañar el celular.

Mezcla dos partes de bicarbonato de sodio y una parte de agua en un tazón o vaso.
Remover hasta que se forme una pasta espesa.
Aplica la pasta con un paño limpio y suave de forma circular en el rayón o la zona de la pantalla que deseas reparar.
Limpiar el exceso de pasta de bicarbonato con un paño semihúmedo.

4. Talco para bebés
Agregar agua al talco para bebés también crea una pasta que puede ayudar a pulir rayones de una pantalla de smartphone. Sigue el procedimiento anterior y sustituye el bicarbonato con talco.

5. Aceite vegetal
Aplica una pequeña gota de aceite vegetal en rayones superficiales para proveer una solución cosmética temporal. ¡Parece magia!

6. Claras de huevo + sulfato de potasio y aluminio
Esta solución se adentra un poco más en el mundo de la química, aunque es fácil de realizar, debido a que el sulfato de potasio y aluminio es una sustancia disponible en muchas farmacias o boticas locales.

Para realizar este método requerirás un paño de microfibra, un huevo, papel aluminio y ‘alum’, como se le conoce popularmente al sulfato de potasio y aluminio.

Mezcla la clara de un huevo con una cucharadita de ‘alum’ en una sartén pequeña. Calentar a 65.5 grados centígrados y esperar a tener una mezcla homogénea.
Remoja el paño de microfibra en la mezcla de clara de huevo y ‘alum’.
Coloca la prenda en papel aluminio y caliéntala en un horno a 150 grados centígrados hasta que se seque.
Saca la prenda del horno y enjuágala con agua fría durante 20 o hasta 30 segundos.
Repite el paso anterior tres veces y luego deja que se seque al aire (sin luz del sol) por 48 horas.
Ahora podrás usar el paño para remover rayones.

7. Crema para remover rayones en autos
Algunos productos para remover rayones de la pintura de los autos pueden ayudar a minimizar o remover arañazos en una pantalla de teléfono. Simplemente aplica la crema en movimientos circulares con un paño suave y limpio.