¿Ya cuenta con un kit de emergencia en casa por si tiene que salir de ella en caso de sismo?, ¿y también ya incluyó lo necesario para su perro?

José Pablo López Zavala, entrenador profesional canino, recomendó que en ese kit no hay que olvidar incluir al menos tres kilos de alimento y agua para la mascota, además de bolsas para sus heces.

Otro punto importantes, señaló, es tener una correa a la mano para colocársela al perro en el momento necesario y que, durante el sismo, los miembros de la familia deben conservar la calma para organizar las tareas que le corresponde a cada quien, entre ellas, hacerse cargo de la mascota.

El especialista aseguró que, entre 15 y 20 segundos antes de que suceda un temblor, los perros empiezan a comportarse de manera diferente a la habitual debido a que tienen un sentimiento de anticipación.

“Suele empezar a llorar o ladrar y busca la salida de la casa”, describió el también vocero de la marca Pedigree. “Si además los otros perros del edificio o de la cuadra se ‘conectan’ y también empiezan a ladrar, lo ideal es reaccionar junto con ellos”.

Siempre con su placa

López Zavala recordó que tras el terremoto del 19 de septiembre de 2017 muchas mascotas perdieron su hogar, gran parte de ellas porque se extraviaron al salir de su casa.

Cuando un perro se siente con miedo, va a a huir, y se puede alejar hasta unos cuatro kilómetros de su casa”, apuntó.

Por eso es importante que el perro lleve siempre una placa de identificación con nombre y teléfono para que pueda ser devuelto.

Asimismo, los dueños deben tener siempre una foto actualizada de su mascota para que, en caso de que se extravíe durante la confusión generada por un sismo, pueda postearla en redes sociales acompañada del hashtag de la colonia con el fin de localizarla lo más pronto posible.

Si usted se encuentra un perro perdido

Y si tras un sismo usted se encuentra a un perro perdido, lo que debe hacer es tratar de tranquilizarlo, mencionó López Zavala.

El perro seguramente se va a encontrar en pánico, por eso hay que resguardarlo y tranquilizarlo con un poco de alimento y afecto”, recomendó.

Para acercarse a ellos es importante tener un lenguaje corporal correcto, así que hay que agacharse usar voz suave y acariciarlos desde el pecho –nunca desde la cabeza– para darle seguridad; posteriormente, hay que ponerles una correa.

Posteriormente, hay que tomarle un foto y subirla a las redes sociales anunciando en dónde se encontró y acompañarlo con el hashtag de la colonia.

Asimismo, es muy importante que si el animalito está herido, hay que llevarlo de inmediato a revisar con un veterinario, recalcó.

Hay que estar alertas y nunca confiarnos porque vivimos en una ciudad donde los sismos son algo común”, reiteró.