A partir de cierta edad es más que normal experimentar uno que otro dolor de espalda. ¡Al final, “achaques” de la edad! Sin embargo, este malestar puede que no esté en nada relacionado con un desgaste articular, sino con una enfermedad.

 

Porque a veces esta condición puede ser una advertencia de un peligro mortal; ejemplo, un aneurisma aórtico.

Ensanchamiento anormal de las paredes de una arteria (vasos sanguíneos que transportan sangre oxigenada desde el corazón a otras partes del cuerpo). En la mayoría de las ocasiones los aneurismas ocurren en el abdomen, lo que ocasiona dolor de estómago y espalda”, apunta la American Heart Association

Otras enfermedades…

1. Apendicitis

Si bien en la mayoría de las personas los síntomas habituales de apéndice son: náuseas, vómito y dolor agudo en la parte inferior del abdomen; 15% de quienes sufren esta condición presentan dolor en la espalda, cerca de un riñón.

2. Problemas ginecológicos

El 25% de las mujeres que tienen “útero retrovertido” (éste se inclina hacia atrás) sufren de dolor en la espalda.

2. Cálculos renales

Se crean cuando los productos químicos en la orina están en altas concentraciones, por lo que el cuerpo se ve obligado a formar pequeñas calcificaciones, las cuales, a tratar de ser expulsadas por el cuerpo pueden ocasionar un profundo dolor.

3. Mieloma múltiple

Si bien no presenta síntomas, existen excepcione, y entre estas señales se encuentran el dolor de espalda, debilidad de huesos y fractura, de acuerdo a la American C ancer Society

Ahora puedes ver que no es puedo ignorar ese dolor de espalda… ¡Lo mejor es acudir con un experto de la salud!