Contemplar y caminar entre la naturaleza es una buena opción para estas vacaciones que acaba de iniciar y para comprobarlo te dejamos la muestras del este estudio.

Para llegar a esta conclusión la doctora Mary Carol Hunter y su equipo en la Universidad de Michigan reunieron a un grupo de personas que sufrían mucho estrés.

Midieron los niveles de su hormona en saliva y después los hicieron caminar entre la naturaleza mínimo 10 minutos al menos tres veces a la semana, esto de acuerdo a la revista “El Tour del Estrés”, donde viene el estudio.

Este ejercicio duró ocho semanas y les median los niveles de cortisol cada dos semanas.

La doctora Mary Carol y su equipo concluyeron que quienes en promedio caminaron hasta 20 minutos disminuían su cortisol, pero además quienes hacían la actividad por tiempos mayores reducían su hormona del estrés a mayor velocidad.