El aguacate es una fruta que todos, o casi todos, los mexicanos amamos. Su color, textura y sabor tan peculiar hacen de nuestros platillos los mejores, hay cientos de comidas que no serían lo mejor sin ponerles aguacate.

Es por esto que necesitas saber lo que NUNCA debes hacerle a un aguacate; hay que respetar su esencia natural y mantener su sabor lo más que se pueda.

Aarón Sánchez, es un galardonado chef quien declara que jamás lo verás poner un aguacate cerca de un horno y tiene una razón muy poderosa para no hacerlo.

Declara que al poner un aguacate en el horno pierde todo el encanto, puede volverse desagradable verlo. Su color cambia y la textura también, con un tono café es bastante desagradable querer comerlo después. ¡Cero recomendable!

El aguacate debe estar fresco, verde, suave y delicioso, así se debe comer un aguacate.

Está bien si quieres asarlo un poco, pero debes tomar en cuenta que no tiene que estar maduro, si lo haces bien conseguirás un aguacate exquisito con la textura adecuada para saborear cada momento, de lo contrario, perderá toda su esencia.

La verdad es que si no eres un experto en tratar aguacates es mucho mejor que los alejes del fuego, la experiencia puede volverse horrenda.

El chef recomienda comerlo crudo acompañando tacos de pescado, ¡es una delicia y sentirás el paraíso de los aguacates en tu boca!