Viajar a Canadá puede ser uno de los sueños de muchas personas. Canadá es una tierra llena de paisajes espectaculares, grandes ciudades, mucha cultura y, por supuesto, un destino sin igual para los amantes del esquí y la nieve. Está claro que Canadá es un país donde todos hemos querido ir en algún momento de nuestra vida, sin embargo, esta parte de América del Norte tiene mucho más para ofrecer de lo que en un principio podríamos imaginar.

Es por este motivo que, en el post de hoy, queremos hablaros un poco más sobre los lugares imprescindibles que no te puedes perder en tu próximo viaje a Canadá. Hemos querido preparar esta lista de lugares para que le saquéis el mayor partido a los sitios más emblemáticos del país, así como para que conozcáis otros lugares menos famosos pero que, igualmente, son auténticamente impresionantes.

Estamos seguros de que vuestro próximo viaje a Canadá será mucho mejor gracias a nuestros consejos y experiencia. Además, no olvidéis que, para visitar este país, necesitaréis una visa Canadá que os autorice la entrada. En México, aunque no hace falta tener una visa como tal para visitar el país, lo que sí tendréis es que tramitar la eTa Canada Mexico, un simple formulario con el que ya estaréis preparados para ir a vuestro destino soñado.

Cataratas de Montmorency (Quebec)

Estas famosas cataratas se encuentran en una de las partes más al este del país. Se encuentran muy cercanas a la antigua ciudad de Quebec y suponen un salto de más de 80 metros de altura sobre la desembocadura del río Montmorency en el río San Lorenzo. El principal atractivo de estas impresionantes cataratas es que tienen habilitado justo encima de ellas un puente colgante que se convertirá, seguro, en uno de los puntos más increíbles de nuestro viaje a Canadá. Además, en este paraje natural también podremos disfrutar de un tranvía aéreo que nos llevará desde la base de las cataratas hasta el punto más alto de las mismas.

Archipiélago de Haida Gwaii (British Columbia)

Este archipiélago de islas de tamaños muy diferentes está situada en la parte oeste del país, en el océano Pacífico. Es un lugar lleno de contrastes donde podemos llegar a pensar si de verdad estamos en Canadá. Y lo cierto es que sí, ya que este país, además de tener playa y nieve, cuenta también con exhuberantes selvas y paisajes tropicales, como es el caso de Haida Gwaii. En esta parte del país, se pueden llevar a cabo rutas de senderismo y acampadas al aire libre que nos permitirán disfrutar de uno de los mejores atardeceres que hayamos visto nunca.

Parque Provincial de los Dinosaurios (Alberta)

Este parque está situado en la parte sur del país, muy cerca de la ciudad de Brooks. Cuenta con una extensión de más de 70 kilómetros cuadrados y es Patrimonio de la Humanidad según la Unesco desde el año 1979. Debe su nombre, no a una casualidad, si no que, en este valle, se concentra uno de los yacimientos de fósiles de dinosaurios más grandes del mundo. Es todo un reclamo de naturaleza e historia que debemos marcar sí o sí en nuestro itinerario por Canadá.

Cabot Trail (Nueva Escocia)

En plena isla de Cape Breton encontramos una carretera impresionante que bordea toda la costa de esta parte del país por casi 300 kilómetros. Además de ser una carretera increíble para recorrer admirando su paisaje, también cuenta con una rutade senderismo a través de la cual podremos  disfrutar de un camino de unas dos horas aproximadamente con un paisaje verde que nos dejará con la boca abierta.

Hopewell Rocks (New Brunswick)

También en la parte oeste del país, con unas vistas increíbles al océano Atlántico, podréis visitar Hopewell Rocks, una serie de playas y cabos llenos de vida y de naturaleza. En estas costas se calcula que se llevan a cabo las mareas más altas del mundo, que nos permitirán visitar una serie de increíbles rocas con muchísima altura cuando la marea haya bajado. Existen muchas opciones para hacer excursiones y senderismo en esta región que nos dejará, sin duda, con un montón de recuerdos increíbles.

Parque Provincial de Killarney (Ontario)

Este parque es, probablemente, una de las visitas menos conocidas por los turistas que visitan Canadá. Sin embargo, es un lugar muy apreciado por los canadienses, que visitan este parque para hacer rutas de senderismo y pasar unos días tranquilos, rodeados de naturaleza y agua. El parque de Killarney es un remanso de paz donde podremos visitar muchísimos lagos diferentes, de agua cristalina y llenos a rebosar de distintas especies tanto acuáticas como terrestres. Killarney es una parada muy auténtica que no debéis dejar de hacer, ya que representa perfectamente el increíble patrimonio natural de Canadá.

Churchill (Manitoba)

Finalmente, uno de los destinos más especiales que podemos visitar en todo Canadá: Churchill y sus auroras boreales. Aunque muchas personas creen que este tipo de fenómenos lumínicos solo se pueden ver desde Europa, lo cierto es que hay muchos más lugares en los que se pueden disfrutar. Uno de ellos es Churchill, situado en plena bahía de Hudson y que nos permitirá avistar las mejores auroras boreales sobre el cielo canadiense.