Louis Vuitton comunicó que está en contacto con los artesanos de la comunidad de Tenango de Doria, para una posible colaboración en la producción de la silla por la cual el gobierno mexicano pedía explicar su diseño.

“Actualmente tenemos relación con artesanos de Tenango de Doria, en el estado de Hidalgo, México, con la perspectiva de colaborar juntos para producir esta colección”, señaló Louis Vuitton.

Esto ante la carta enviada por Alejandra Frausto Guerrero, titular de la Secretaría de Cultura a nivel federal, en la que se le pedía a la empresa de modas explicar el uso de bordados artesanales pertenecientes a la comunidad de Tenango de Doria.

“Nos sentimos obligados a consultarles de manera respetuosa, si para la elaboración de la silla buscaron y, en su caso, contaron con la colaboración de la comunidad y la de sus artesanos”, dicta textualmente la misiva enviada por Frausto a Héctor Pardo, director de comunicación de Louis Vuitton en México, Centroamérica y el Caribe.

La silla de la que se habla se trata del modelo R98619, perteneciente a la colección Dolls by Raw Edges, valuada en 12 mil 800 libras, aproximadamente 307 mil 400 pesos.