En el estudio, los autores realizaron seguimiento a casi tres mil pacientes de ambos sexos los cuales procedieron a someterse a cirugía para reducir su peso corporal.

Gracias a los resultados, los expertos lograron crear cuatro grupos diferentes de obesidad y hallaron que la cirugía para poder perder peso funcionó de manera distinta.

Primer grupo.- aquellos que tienen niveles muy bajos de colesterol bueno en el organismo, pero con niveles demasiados altos de glucosa en la sangre, el 98% de ellos son diabéticos.

Segundo grupo.-todos que tienen desórdenes alimenticios como los anorexicos , bulímicos, etc.

Tercer grupo.-todos aquellos que tienen obesidad desde la infancia y que puntúan 32 en el indice de masa corporal.

Cuarto grupo.- todos que no tienen trastornos alimenticios, ni problemas metabólicos pero terminan con obesidad, sobre todo por hábitos sedentaristas.