Revisar las etiquetas de los alimentos es importante porque además de que brindan información sobre los valores nutricionales, también indican cuándo es recomendable comer los productos.

Según el Centro de Formación al Consumidor de Asturias, las etiquetas de fecha de caducidad indican que “una vez rebasada la fecha impresa en el producto, éste podría causar daños en nuestra salud”; mientras que la fecha de consumo preferente “indica que el producto ya no ofrece la plena calidad que debería ofrecer. Puede haber perdido alguna de sus cualidades o no ser enteramente satisfactorio. Esto quiere decir que pueden verse alteradas sus características organolépticas (olor, sabor…)”.

Así que es muy importante revisar bien la fecha y hora que nos indican las etiquetas de caducidad pues nos hablan de la vida útil de los alimentos, ya que hay alimentos más peligrosos que otros si se consumen en mal estado.

De acuerdo con el manual sobre las cinco claves para la inocuidad de los alimentos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la comida caducada puede causar “enfermedades de transmisión alimentaria”, las cuales son causadas por microorganismos peligrosos y sustancias químicas tóxicas.

“La mayoría de las enfermedades de transmisión alimentaria se pueden prevenir con una manipulación apropiada de los alimentos”, agrega la OMS, por ello es importante respetar las fechas y horas de caducidad.

¿Qué son los microorganismos de los alimentos?
La Organización Mundial de la Salud asegura que son seres vivos muy pequeños, por lo que no son perceptibles a la vista humana y hay tres tipos: buenos, malos y peligrosos. Los dos últimos son los que se potencializan cuando el alimento se caduca.

Los microorganismos malos “pueden hacer que los alimentos huelan y sepan mal y tengan un aspecto repulsivo”, mientras que los peligrosos “causan enfermedades a las personas y pueden incluso matar”, según la OMS.

Los más peligrosos son:

Bacterias: Salmonella, Shigella, Campylobacter y E. Coli
Parásitos: Giardia y Trichinella
Virus: Hepatitis A

La Organización de Consumidores y Usuarios de España (OCU) afirma que la carne y el pescado son los alimentos más peligrosos si se consumen caducados, incluso pueden causar la muerte; mientras que las enfermedades leves van desde el vómito y la diarrea hasta la fiebre y la presencia de parásitos. Además agregó una lista de 10 alimentos que pueden consumirse unos días después de la fecha de caducidad indicada, siempre y cuando no tengan mal sabor, olor o textura, y son: yogures, pan de caja, frutos secos, galletas, refrescos, alcohol, pastas y arroz, mermeladas, salsas de sobre y purés de tomate.

Y la OCU señaló que si un alimento ya tiene moho “es importante retirar las zonas podridas o enmohecidas, quitando un buen trozo a su alrededor, al menos un centímetro”. Claro que aun así puede que la comida cause vómito o diarrea, por lo que es mejor no comer.

Así que es mejor respetar las fechas de consumo y de caducidad de los alimentos; mientras que los que se compran en el mercado es preferible cocinarlos o consumirlos pronto y si no, congelarlos para conservarlos.

Por otra parte, existen alimentos que no caducan, algunos de ellos son la miel, el vinagre blanco, el arroz, la sal, la azúcar, la harina de maíz, el café instantáneo y el alcohol.