Armar rompecabezas es una de las actividades que todos hemos realizado en algún momento de nuestras vidas. Sin importar el número de piezas o temática, los rompecabezas siempre se presentan ante nosotros como un reto a vencer, que al completarlos nos generan emoción y satisfacción, alimentando de manera inmediata nuestra autoestima.

Los rompecabezas se han convertido en una herramienta pedagógica, terapéutica y de entretenimiento para toda la familia. Actualmente, de acuerdo con pedagogos expertos, armar periódicamente rompecabezas trae diferentes beneficios a nivel cognoscitivo como, por ejemplo:

1.Incrementa la concentración
Mejorarán la concentración para saber encontrar piezas y recordar dónde acomodarlas. Esta actividad puede ayudar a los niños con déficit de atención a mejorar su desempeño.

2.Ayuda a la relajación
Si estás pasando por mucho estrés en la escuela o en la ofi, al concentrarte en poner las piezas por un rato, la respiración se tranquiliza al igual que los latidos del corazón y la presión arterial.

3.Desarrolla la paciencia
Los rompecabezas requieren de tiempo. Separar las piezas por colores y las de las orillas es sólo el inicio, así que tomate tu tiempo.

4.Mejora las habilidades motoras
Los rompecabezas son ideales para niños y personas de la tercera edad ya que utilizarán sus dedos para recoger y armar piezas pequeñas y también, porque al buscar la posición correcta de una pieza, mejorarán su destreza motora y física.

5.Trabajo en equipo

Si quieres conocer quién sabe trabajar en equipo, armar un rompecabezas es una buena opción ya que, además de trabajar la comunicación, también les servirá para la organización.

6. Eleva el autoestima
No hay mejor satisfacción que ver terminado un rompecabezas así que esto ayudará a elevar la autoestima de chicos y grandes.

7.Ejercita la memoria visual
Cuando vamos separando las piezas comenzamos a hacer un mapa mental, por ejemplo: del lado derecho las azules, del lado izquierdo las moradas, etc, por lo que en cuanto vemos una pieza, ya sabemos en qué grupo va. Según los expertos, es un tipo de terapia cerebral que puede ayudar a ejercitar la memoria en los adultos mayores.