Beber alcohol es más frecuente durante días festivos, fines de semana o vacaciones. En ocasiones tomamos de más y viene la desagradable resaca o “cruda”. Entonces buscamos cualquier cantidad de remedios para aminorar sus efectos, pero no todos funcionan.

La cruda o resaca es la reacción del organismo tras excesivo consumo de bebidas alcohólicas, caracterizada por provocar dolor de cabeza, náuseas, acidez estomacal, deshidratación, fatiga, somnolencia y en ocasiones vómito y mareo. ¿Cómo se puede curar la cruda?, ¿existen remedios para la cruda?

¿Cómo curar la cruda?

El alcohol es diurético (provoca pérdida de minerales y agua), por tal motivo se presenta deshidratación por resaca, misma que es mejor evitarse con estas medidas:

-Toma abundantemente agua natural.
-Consume soluciones electrolíticas y consomé para reponer sales y potasio.
-Bebe jugo de naranja para proveer al organismo de azúcares que ayudarán a degradar y eliminar el alcohol.
-La miel provoca el mismo efecto que el jugo de naranja, ingiere una cucharada de este producto una vez concluida la noche de copas o antes de que inicie (o en ambos casos).
-El alcohol elimina la vitamina B1 del organismo, por ello se siente sed excesiva; consume alimentos que la contengan (legumbres, cereales y leche).
-Ingiere alimentos suaves (frutas, verduras, yogurt, gelatina, arroz o pescado hervido).
-Toma un analgésico para calmar el dolor de cabeza y el malestar en general, así como un antiácido de libre venta en caso de irritación de la mucosa del estómago.
-Ojo, el alcohol no mejora la resaca, ¡la agrava!, porque es la misma sustancia tóxica que causó sus efectos.
-Dormir es uno de los mejores remedios para la cruda.

En tanto no se elimine todo el alcohol del organismo, realiza duchas calientes y finaliza con agua fría para ayudar a eliminar toxinas.