El mundo de la cocina es tan diverso que voltear hacia cualquier cultura nos nutre de nuevas tradiciones y sabores. En la gastronomía del Medio Oriente el zumaque es una especia muy utilizada por su sabor y beneficios a la salud.

La mezcla de especias conocida como za’atar incluye zumaque, ajonjolí, sal y hierbas aromáticas y es tradicional en países como Jordania, Líbano e Israel.

Y bueno, si la gastronomía asiática nos regaló especias como cúrcuma, comino y canela que ahora son tan usadas en nuestro país ¿por qué no incluir zumaque en nuestras comidas?

No solo un buen sabor, ¡el zumaque es un superalimento!
Sí, el zumaque es una especia usada en otro continente, pero México es una tierra fértil en donde muchas especies tienen posibilidades de desarrollarse. El zumaque no fue la excepción y lo podemos encontrar en Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Oaxaca y Michoacán.

Su importancia no solo radica en la potencia de su sabor, también está en sus propiedades buenas para la salud.

Hay una tabla llamada ORAC (por sus siglas en inglés Oxygen Radical Absorbance Capacity) publicada en 2007 por la Universidad de Chile que da a conocer los valores de los alimentos en cuanto a su capacidad de absorción de radicales libres de oxígeno.

Este dato es fundamental en las investigaciones relacionadas con el cáncer. La tabla, aunque no es definitiva, es un auxiliar para identificar la capacidad antioxidante de algunos ingredientes.

Y sí, el zumaque ocupa un lugar privilegiado en cuanto a antioxidantes, que además de prevenir el cáncer también ayudan a evitar enfermedades cardiovasculares y retrasa los signos de envejecimiento.

El zumaque es uno de los antiinflamatorios más potentes que existen, un estudio identificó esta relación con su capacidad de evitar riesgos en pacientes con diabetes tipo 2.

¿Aún dudas en ir por un frasco de esta especia?

Ya lo tengo, ¿y ahora cómo lo uso en mis comidas?
Seguramente te preguntarás en dónde se consigue esta especia y la realidad es que es bastante accesible. Se encuentra en el supermercado y en tiendas de productos orientales; si no conoces ninguna acá te dejamos varias opciones en la CDMX.

¡Listo! Ya la tienes pero eres nuevo en esto de las especias, no te preocupes. Primero debes saber que puede sustituir al vinagre o el limón, así que te imaginarás que su sabor es un tanto ácido.

También es un acompañante perfecto para carnes y pescados; puedes espolvorear cualquier corte y especie de pescado con zumaque, además de sumar sabor, también los hará más vistosos por el color que tiene.

Si lo quieres en vegetales puede añadirlo en tus verduras asadas o usarlo como parte de los condimentos para una ensalada.

Otra idea es incluirlo en tu sal y darle un giro a todo lo que le añadas este condimento.

Si quieres preparar el mismo za’atar en casa aquí te dejamos la receta, lo puedes vaciar en un frasco hermético y dura por meses.

Ingredientes
3 cucharadas de zumaque
2 cucharadas de orégano
1 cucharadita de cilantro en polvo
2 cucharadas de tomillo
1 pizca de comino en polvo
1 cucharada de mejorana
2 cucharadas de ajonjolí
Procedimiento
Mezclar todos los ingredientes con una cuchara.
Almacenar en un recipiente hermético.