En sus inicios, el curry era una pasta. Con el tiempo, los ingleses mezclaron las hojas del árbol del curry con otras especias para no perder el aroma rápidamente, y aprovechar los beneficios del curry.

Fue así como comenzó el proceso de comercialización y expansión del curry, adaptándose a la cultura gastronómica de cada país.

¿Qué es es el curry?

El curry es un condimento compuesto de varias especias, de color amarillo y aromático. Se emplea comúnmente para potenciar los sabores de la comida y agregarle un ligero toque picante.

De hecho, hay miles de recetas de curry en función de las especias que se combinen y el país donde se elabore.

La mayoría de recetas incluyen cilantro, cúrcuma, comino o cardamomo, entre otros ingredientes.

¿Cuáles son los beneficios del curry?

Los beneficios del curry son una mezcla de los distintos condimentos que lo integran. A continuación, te presentamos algunos de sus increíbles efectos.

1. Prevención de alzheimer

Para empezar, según estudios realizados por el Instituto de Neurociencia y Medicina de Jülich (Alemania), los efectos de la cúrcuma, incluida en el curry, ayudan a la recuperación y autorreparación de las funciones del cerebro.

De hecho, puede prevenir la propagación de placas amiloideas que causan el alzheimer.

2. Es bueno para la digestión
Por otro lado, el curry favorece la reducción de problemas digestivos como el mal aliento y los cólicos. Además, calma el intestino y bloquea intoxicaciones alimentarias.

3. Alivia el dolor y la inflamación

Las propiedades antiinflamatorias de la curcumina, ingrediente activo de la cúrcuma y presente en el curry, disminuyen el dolor en las articulaciones.

Por otro lado, es especialmente eficaz para aquellos dolores asociados a males como la artritis reumatoide.

Sus efectos se han comparado, incluso, con las propiedades antiespasmódicas del ibuprofeno.

4. Antioxidante y aclarador
Utilizadas de forma tópica, algunas sustancias del curry protegen contra los daños de los radicales libres, ayudando a combatir los signos del envejecimiento.

Una forma práctica de uso es a través de mascarillas, las cuales permitirán disminuir las arrugas generadas por la edad.
Asimismo, puede ayudar a aclarar la piel en el caso de padecer una pigmentación en el cuerpo.

5. Fortalece el sistema inmunitario

Por otro lado, el consumo regular de curry nos ayuda a combatir numerosas bacterias patógenas y fortalece el sistema inmunitario.

También puede prevenir el resfriado y sus síntomas, y es muy efectivo a la hora de descongestionar las vías respiratorias.

6. Excelente para los huesos
Existen estudios que han demostrado que la inclusión de curcumina podría reducir el impacto negativo de las fracturas óseas en personas con osteoporosis.

Su ingesta aumenta la resistencia ósea y la velocidad de regeneración y reparación de los huesos.

7. Previene el cáncer

Otro de los beneficios del curry amarillo está en sus potentes propiedades antioxidantes, que ayudan a prevenir determinados tipos de cáncer y su propagación.

Entre estos tipos se encuentran el cáncer de mama, de células gástricas, próstata o colon, entre otros.

8. Reduce la presión arterial
Asimismo, el cardamomo, otro condimento del curry, ayuda a disminuir los niveles de presión arterial.

Tanto esta especia como la albahaca tienen propiedades vasodilatadoras.
Estas, a su vez, afectan a las proteínas que disminuyen la tensión de los vasos sanguíneos, derivando en la reducción de la presión arterial.

De esta manera, atenúa la incidencia de múltiples enfermedades cardíacas.

De acuerdo a los científicos de la Universidad Nottingham Trent, las personas pueden hacerse adictas al curry, puesto que estimula los sentidos y eleva la producción de endorfinas.

Este efecto hace que la persona experimente una mejora natural en su estado, parecida a la satisfacción que se encuentra en el juego, ir de compras o usar internet.

 

¿Bajar de peso con curry?

 

Por si fuera poco, además de los múltiples beneficios del curry en distintas áreas de la salud, este también puede funcionar como aliado para bajar de peso.

Especias como la cúrcuma y la pimienta negra aceleran el metabolismo permitiendo que el cuerpo queme más grasas.
Además, al ser picantes, tienen propiedades termogénicas que elevan la temperatura corporal, inhiben el crecimiento del tejido adiposo y, por lo tanto, el organismo consume más energía.
Por esta razón, el curry favorece y facilita el control y la reducción del peso corporal.
Asimismo, sus ingredientes combaten la retención de líquidos, ayudan a disminuir la sensación de apetito, y reducen el colesterol y los triglicéridos.

Contraindicaciones

Por un lado, el consumo de curry no se recomienda cuando se padece gastritis y úlceras gástricas. Pues sus ingredientes pueden incrementar los riesgos de irritación.
Por otro lado, tampoco debe consumirse en caso de tener cálculos renales. Pues la cúrcuma aumenta la secreción de ácidos biliares.
Por último, debe evitarse durante la lactancia. La capsaicina, que se encuentra en algunos condimentos, podría alterar el sabor de la leche materna y darle un toque picante.