Al pasar los años nuestras células dejan de trabajar de manera correcta, en donde los factores empalme, que son un tipo de proteína, se vuelven inactivos, lo que ocasiona que las células pierdan su capacidad de regenerarse.

El chocolate y el vino tinto, las uvas y los arándanos, contienen un compuesto llamado resveratrol, que ayuda a revertir el proceso de inactividad de los factores empalme.

En la investigación se tuvo como resultado que los alimentos de dichos alimentos, ayudan al correcto envejecimiento celular, que va desde la disminución de las arrugas en la piel hasta la prevención de enfermedades degenerativas a causa de la edad.