El barista es más que un profesional especializado en el café de alta calidad. Es el puente clave entre el consumidor y el café. Una de sus virtudes es compartir sus conocimientos y contagiar su pasión por esta bebida.

Si bien es importante que domine los métodos de preparación y recetas, su habilidad más valorada es la de conocer los gustos del cliente y hacerlo sentir como en casa en una cafetería. Aquí presentamos cinco cualidades de un buen barista.

1. Informa sobre el origen del grano de café utilizado
El barista conoce el grano con el que trabaja, de dónde proviene, a qué variedad pertenece, cuál es su nivel de tueste, su perfil aromático, etcétera. Está siempre actualizado sobre el producto que sirve y se lo comunica a sus clientes, con el fin de instruirlos para que conozcan y disfruten las diferentes variedades de café.

2. Sugiere métodos de preparación
Sabe desde calibrar un molino hasta identificar los diferentes equipos para preparar el café. Comprende el punto de molienda, la extracción ideal y las dosis exactas, lo que le permite recomendar a los consumidores alguno de los varios métodos de elaboración de esta bebida.

3. Sabe mezclar el café con más ingredientes
Está consciente de que beber café es una actividad llena de creatividad y sabor. Por ello maneja el maridaje del café con otros alimentos, así como la creación de cocteles para satisfacer a cualquier paladar.

4. Conoce a los productores del café que vende
Está en constante comunicación con los caficultores, visita las zonas de cultivo y ha visto de cerca el esfuerzo realizado para cosechar el grano. Esto ayuda a sensibilizar y hacer ver que el café es algo más que un grano.

5. Comparte experiencias con otros baristas, tostadores, productores
El profesional del café está abierto a intercambiar experimentos con otros baristas o tostadores y a ofrecer nuevas experiencias a sus clientes. Organiza de manera constante catas para los amantes del líquido negro. Al platicar con otros colegas se nutre de conocimientos y tendencias que hacen crecer su negocio.

El barista es un compañero y guía de las personas para iniciarlas en la cultura del café. Su misión es hacer sentir que cada taza está llena de conocimiento y sabor.