El equipo de investigadores de la Universidad de Loughborough, Reino Unido, analizaron los índices de masa corporal y de cintura-cadera de 9.652 participantes, con un promedio de edad de 55 años, posteriormente recurrieron a las imágenes tomadas por resonancia magnética, que determinaban volúmenes de materia blanca y materia gris en el cerebro.

Los investigadores hallaron como resultado que los índices altos de masa corporal tenían relación con volúmenes cerebrales de materia gris, aunque estos un poco más bajos, las personas que mostraban valores más altos tanto en ese índice como en el de cintura-cadera, tenían volúmenes cerebrales de materia gris más bajos que el común.

El especialista destacó que la investigación arrojó similitudes entre la obesidad y la reducción de regiones muy específicas del cerebro, informó EurekAkert

Hamer aseguró que: “Nuestra investigación examinó a un gran grupo de personas y descubrió que la obesidad, específicamente en la parte media del cuerpo, podría estar relacionada con la reducción cerebral” “Esto requerirá más investigación, pero puede ser posible que algún día medir regularmente el IMC y la grasa media ayude a determinar la salud cerebral” añadió